Sierra Mágina

 

Ruta: Dehesa de Mata Bejid

 

Ruta - Circular

Longitud - 17,5 km

Duración - 9 horas (Aprox)

Desnivel Acumulado - 1.003 mts.

Altitud Máx. - 1.638 mts.

Empezamos en el Centro de visitantes de Mata Bejid, siguiendo un sendero bien señalizado con hitos, pasando por la Cueva de La Solana donde no tuvimos la suerte de verla. Más adelante pasamos por un sitio precioso, el Tranco Majá Carnero. Un poco después está el cruce del track, nosotros cogemos el de la izquierda, dejando el canuto de bajada para la vuelta.
Seguimos el sendero rodeado de mucha vegetación hasta desviarnos hacia la izquierda un poco para bajar a la Cueva Tocino, una impresionante gruta con una sima. Apenas se ve la cueva con la maleza y vegetación.
Seguimos caminando hasta toparnos con el Castillo de Mata Bejid, unas ruinas que desprenden historia anclado en un estupendo lugar.
Continuamos por un camino que nos lleva a los Prados Las Porquerizas, una edificación para guardar ganado. Seguimos descendiendo un poco hasta el Arroyo de Los Prados donde bajaba con bastante agua, nos topamos con un cabrero que descansaba bajo un quejigo y charlamos con él un buen rato, nos cuenta alguna historia del lugar y nos recomienda que tiremos por el mismo sitio que tenía yo en el track, que asciende por un bosque de quejigos impresionante hasta coger un sendero bastante hermoso que nos llevaría hacia la derecha al Cortijo de Las Hoyas y hacia la izquierda por el camino Valle del Infierno al cortijo de la Boca del Cañaón. Una vez contemplado el cortijo y tomando un bocado debajo del Almadén nos dirigimos hacia el otro cortijo y arroyo de Los Prados, esta vez con el caudal seco. Ascendemos rodeados de mucha vegetación hasta la Fuente los Prados en un cortijo derruido por completo. 
Continuamos hasta otra fuente llamada Fuente de La Puta, anclada en un estupendo lugar y bajo la impresionante cumbre Peña Jaén casi a nuestros pies. Nos refrescamos en la fuente y continuamos ascendiendo hasta coronar unos risco que veíamos a lo lejos, La Escaleruela pasando por un tranco precioso. Ya arriba caminamos por una planicie con muchas piedras que se dejan sentir, jaja.. Descendemos un barranco hasta coger un camino que en unos kms se acaba, y que envueltos en mucha vegetación buscamos la bajada por un canuto un poco regular de bajar según la persona que realice la ruta; yo al ir con mis dos nenes tuvimos muchísima precaución, no fue fácil. Una vez abajo volvemos por nuestros mismos pasos hasta el principio de la ruta.