Sierra de Segura

 

Ruta: Borosa - Cinto Los frailes - Cinto las Higueras 

 

Ruta - Circular

Longitud - 25,9 km

Duración - 10:30 horas (Aprox)

Desnivel Acumulado - 1.244 mts.

Altitud Máx. - 1.580 mts.

 

 

La ruta comienza en el aparcamiento de la Piscifactoría del río Borosa. Caminamos por la pista , para a los pocos metros ,a la altura del arroyo de los Ruejos tomar el sendero que sale a la izquierda, en lo que parece un pequeño desprendimiento y que esta señalado con marcas blancas y amarillas de PR. Dicho sendero lo seguiremos durante bastantes kilómetros hasta pasar el Tranco del Perro, pero hay que estar pendientes en algunos puntos, pues las marcas a veces no se ven bien.

El comienzo es una muy fuerte pendiente por la cuesta del Topaero para un poco más adelante suavizarse bastante, empezando a divisar los cortados del Calarejo de los Villares. Llegamos a los restos de la cortijada de los Villares, paradisíaco rincón serrano, la tiná de los Villares y la casa forestal de Laza. Descendemos al arroyo de los Villares y de nuevo comenzamos a ascender.

Pasamos sobre los cortijos, aún habitados de Roblehondo para encarar otro duro pero corto ascenso hasta el collado homónimo.

Tras recrearnos en tan mágico lugar,divisoria de aguas, al Norte al Aguasmulas, al Sur al Borosa , hacia el Este la que parece inexpugnable fortaleza pétrea de la Cuerda de las Banderillas y al Oeste el Calarejo de los Nevazos, nos disponemos a atravesar el mítico Tranco del Perro (con el que había soñado tantas veces).

Una vez pasado el Tranco de Perro nos situamos en el Cinto de los Frailes, entre el Fraile de las Banderillas, el Fraile y el Puntal del Aguila. Desde aquí divisamos nuestros próximos kilómetros por los impresionantes cintos, siguiendo más o menos dirección Sur por pequeños senderetes y sin perdida posible.

Subimos cerca del Puntal de las Cabras y descendemos fuertemente a la Hoyica del Jorro, para bordear los sobrecogedores tajos del Catellón del Haza de Arriba.

Subimos de nuevo y volvemos a bajar acusadamente al Cinto de las Higueras (en realidad el transito por los cintos es como una montaña rusa, un continuo subir y bajar), nos asomamos a los cortados para ver una cascada sobre la central eléctrica. Pasamos junto al cortijo del Haza y emprendemos la última subida de los cintos, bordeando el prominente y espectacular espolón rocoso del Picón del Haza por su cara Oeste para acabar descendiendo junto a la entrada del túnel a la altura del Salto de los Órganos.

El regreso lo realizamos por la archiconocida ruta del Borosa , pasando por el túnel más largo, viendo la cascada del Salto de los Órganos en su base, la sucesión de pequeñas cascadas en roca toba hasta la central eléctrica, Huelga Nidillo, Cerrada de Elias, puente de los Caracolillos y de nuevo la piscifactoría.

El regreso se hace un poco tedioso por transcurrir algunos kilómetros por pista y por la masificación de la misma , pero aún así hay que admitir que es realmente bello y más con el Borosa tan exultante.

Información de Alex.