Sierra de Cazorla y del Pozo

 

Ruta: Tejo Milenario - Aguilón del Loco - La Presilla - Pino La Entrega

 

Ruta - Circular

Longitud - 24,5 (aprox.)

Duración - 9 horas

Desnivel acumulado - 1731 mts.

Altitud Max. - 1954m

 

Comenzamos la ruta un kilómetro aproximadamente más arriba del Nacimiento del Guadalquivir, antes de llegar al Pino de las Tres Cruces. Después cogemos un camino que nos lleva hasta el paraje de Los Seis Pinos, ahí nos desviamos hacia la parte derecha por un sendero buscando los Tejos Milenarios situados por la parte baja de la Peguerilla.
El siguiente objetivo sería coronar el Aguilón del Loco por su ladera inclinada. La subida es larga y con bastante pendiente. Las vistas son impresionantes: cuerda del Blanquillo, Picón del Guante, Rayal, etc.
La bajada la hacemos hacia el Collado de Trabino y siguiendo el Arroyo de la Cañada de Tiscar y de Las Fuentes, un lugar precioso con muchas sombras. Todo este trayecto es por sendero casi perdido hasta enlazar un camino que lleva hasta la carretera de Tiscar. Nos desviamos en un cruce que hay en La Presilla hacia la izquierda ascendiendo por sendero y Barranco La Presilla.
Un buen repecho nos deja en el collado del Cerro de Don Pedro; las vistas son espectaculares, de la cuerda del cerro de los Tres Mojones, Calar de Hinojares, Palomas..etc.
Continuamos y esta vez descendiendo por un camino de herradura muy bonito hasta la vieja casa forestal Fuente del Pino. El próximo destino es el Pino de la Entrega. Seguimos por camino ascendente e interminable hasta llegar a la Curva de Los Vaqueros; hay dos bifurcaciones, nosotros cogemos el camino de la derecha. Seguimos ascendiendo dejándonos a la izquierda la Cuerda de La Calera. Llegamos al paraje Cueva de Los Maquis, un paraje encantador. Continuamos por la zona de los Castellones, otro bonito lugar rodeado de grandes pinos Laricios.
Cerca de Toyillo Molina 1.902m, en una pequeña llanura, se encuentra el Pino de la Entrega, una maravilla de la naturaleza donde las haya.
Ahora nos tocaba descender en busca de un sendero que nos bajaría hasta el collado Angosto, lugar por donde volveríamos al punto de inicio.